Surariwak de la semilla

guardiana de la vida

.................................................................................................. 

Bernarda Morales es indígena de origen Bribri, una etnia asentada en el sur de Costa Rica, en la zona denominada de Alta Talamanca. Ella vive en Yorkín, una comunidad en las riberas del río del mismo nombre, habitada por poco más de 200 personas dedicadas a la siembra del cacao y banano como medio de vida. Para llegar a Yorkín hay que navegar contra corriente por espacio de una hora sobre el río homónimo que separa Panamá, de Costa Rica. 

Bernarda pertenece al clan bribri Surariwak, que en español significa guardiana de la semilla. Un título muy apropiado para quien en la práctica es también guardiana de la cultura y saberes bribris, y promotora de un sistema de producción ancestral limpio, sano y sostenible.

Ella es dueña de dos hectáreas de tierra donde siembra cacao y banano para la venta, además de otros productos para el consumo familiar. Desde joven, Bernarda cultivó y comercializó cacao junto a su padre como una forma de ganarse la vida, pero cuando ingresó a la Asociación de Pequeños Productores Orgánicos de Talamanca, Appta, se dio cuenta que aquel sistema de cultivo tradicional tiene un valor en los mercados mundiales. 

En la cultura Bribri, nuestros abuelos nos enseñan que no hay que usar químicos porque eso desgasta la tierra y hay que saber cultivar, por eso cultivamos esta parte este año, y el otro año cultivamos en otro lugar, y en cinco años volvemos otra vez al lote. También nos enseñan a no sembrar un solo cultivo en la finca, sino banano, cacao, frutales, maderables. Todo lo tenemos ahí para que la tierra siempre tenga material orgánico. Porque las hojas, las ramas, todo lo que viene ahí se va a podrir y va a mantener la planta. Por eso cuando usted escarba la capa de la tierra lo primero que se ve es la capa orgánica y eso no la deja desgastarse a la tierra.

yuduju opt

Me di cuenta que verdaderamente lo que se hablaba en Appta era cierto, que la cultura nuestra es la que mejor produce lo orgánico y no lo químico, por eso me metí a apoyar a la organización, como para que se proteja eso, y siempre se mantenga orgánico. Ahora nosotros estamos produciendo orgánico y ganando dinero sin dañar a las personas. Con nuestro trabajo usted va a comer algo que no le va hacer ningún daño. Por eso es que yo estoy en Appta apoyando. Es cierto que queremos dinero, pero queremos dinero sin poner químicos. Si pudiéramos vender todo orgánico, es mejor para la gente. 

Lea la historia completa y otras aquí

nle

ASOCIADOS COMERCIALES

Boletin Popup

Aliados

Contáctenos

Oficentro Holland House, a 400 oeste de la
Rotonda La Bandera en Barrio Escalante. Of 8