El Orgullo de Miles de Campesinos

 Nueva Planta de Norandino es un hito histórico para la asociatividad en la Región

CSF I San José I 12 jun 2019 

Lo que empezó como un sueño es hoy una realidad. Las familias campesinas organizadas del norte Peruano son ahora las propietarias de la primera y única planta de procesamiento de cacaos de microlotes o cacaos premium de América Latina. Un hecho sin precedentes que deja boquiabiertos a los más pretensiosos del sector empresarial peruano y que llena de entusiasmo y orgullo a más de 7 mil agricultores de pequeña escala.

La planta de procesamiento de cacaos de origen de los campesinos organizados de la cooperativa Norandino es la primera planta en su tipo en el Perú. Y es la demostración tangible de que es posible generar valor agregado a través de la asociatividad.

Diseñada para procesar 500 kilos de licor por hora, la planta posee una capacidad de procesamiento anual estimada en 4,000 toneladas. Además cuenta con sistema de procesamiento de batch o de lote, un plus que convierte a los productores de Norandino en los pioneros en Latinoamérica en la maquila de licor de cacao premium para la exigente industria Bean To Bar y las pequeñas empresas de chocolates certificadas orgánicas y comercio justo, que buscan asegurar la trazabilidad y característica de producto limpio y libre de agroquímicos de sus chocolates.

.

.

UNA OPORTUNIDAD DE MERCADO

Actualmente la maquila de licor de cacao está concentrada en pocas manos y en plantas muy grandes en países desarrollados de Europa y Norteamérica. Estas mega plantas generan un costo muy alto de procesamiento a los pequeños chocolateros y suponen un riesgo para la trazabilidad y calidad de sus productos. Las grandes plantas maquilan diferentes orígenes y calidades de cacao, no solo el cacao orgánico o premium entregado por los pequeños chocolateros, sino también cacaos convencionales de orígenes diversos, cuyas trazas o residuos se mantienen en los molinos y maquinarias, contaminando el licor resultante, alterando el origen del grano entregado y finalmente la calidad del chocolate y credibilidad del consumidor final. Si bien los chocolateros compran cacao de buena calidad, esta se pierde al mezclarse con residuos de lotes de cacao que permanecen en las máquinas después de cada proceso en un rango de 15 a 20%, según Eduardo Espinoza, productor y parte del equipo técnico de la Norandino.

.

.

ESTABILIDAD, SOLIDEZ Y CONFIANZA

Con una inversión total de USD 7´000,000 la planta es uno de los proyectos más ambiciosos de la Norandino, pero esto no hubiera sido posible sin la estabilidad y confianza financiera que ha demostrado la cooperativa a lo largo de sus más de 25 años de operación en los mercados internacionales. Y sin la confianza depositada por sus compradores. Una confianza sostenida en el tiempo por la calidad de sus productos, capacidad de cumplimiento y la calidad de un equipo humano altamente competitivo.

Los mercados de destino del licor serán principalmente Los Países Bajos, Francia y Alemania, países de origen de sus más grandes compradores, como Chocolate Makers, Valhrona, Ethiquable y Originals Beans, quienes además de procesar los cacaos piuranos, estarían pensando maquilar cacaos producidos en Ecuador, Colombia y Centroamérica. Además de otros cacaos finos, como el Chuncho de Cuzco o el nativo de Amazonas que producen y comercializan otras cooperativas en el Perú.

En este escenario, los ahora industriales del cacao, ampliarán su área productiva a la zona nororiental peruana, a fin de dedicar el 70% de la producción para la elaboración de licor y el resto a la comercialización en grano a los chocolateros de nicho que prefieren procesar su propio licor.

.

hnotaplanta

.

LA ASOCIATIVIDAD LA ÚNICA VÍA

Con la puesta en marcha de su nueva planta los productores de Norandino recibirán un mejor precio por sus cacaos, pero además promoverán la asociatividad en el Perú a través de la incorporación de nuevas familias a la actividad productiva, dinamizando la economía en las comunidades rurales y generando trabajo para las poblaciones de Piura y de otras zonas de influencia.

Convertidos en referente para las organizaciones de productores de pequeña escala del Perú y Latinoamérica, Norandino nos demuestra, una vez más, que la asociatividad es el mecanismo para enfrentar las dificultades devenidas de la globalización (concentración del mercado) y a su vez la vía para generar valor, mejorar la calidad y productividad, acceder a tecnología, nuevos mercados y financiamiento y alcanzar altos niveles de competitividad e innovación tecnológica como lo hacen las empresas de mayor envergadura. 

LA PLANTA EN CIFRAS

Del total de la inversión USD 4.7 millones corresponden a equipos de última tecnología de la marca Duyvis Wiener; y USD 2.3 millones a construcción y accesorios. Según información proporcionada a la prensa por el Gerente de Proyectos de Norandino, Fernando Reyes, se trata de un financiamiento de estructura mixta, donde participan entidades financieras como Rabobank de los Países Bajos con USD 1 millón; el Banco de Crédito del Perú con USD 5.5 millones, asi como chocolateros europeos y el Fondo PASI del Reino de Los Países Bajos con un aporte total de USD 500,000.

Escrito por Natalia López